Vivienda en Oporto.

Memoria Justificativa.


La idea de proyecto es la superposición de tres cajas seccionadas, dos por uno de sus lados y una por el vértice. Se plantea un tratamiento que se individualiza por la sencillez de la imagen propuesta, en el que, arquitectónicamente, se dice lo máximo con las mínimas palabras. Arquitectura de la rigidez geométrica trasladada a la realidad física.

Son espacios que quedan reducidos a lo esencial, a los que se les permite sencillamente ser, espacios que en su deliberada uniformidad se despojan de detalles innecesarios, que no se complican, que sin ornamentación añadida son resolutivamente abstractos, espacios en los que los materiales no se disfrazan ni se manipulan para parecer lo que no son. Entonces lo que aparenta ser elemental, se torna sutil y complejo. El espacio se expande y parece más grande de lo que es. Es pues ésta, una “arquitectura de la colocación”, “una cosa después de otra”, en la que las cosas son simplemente colocadas.