Grandes conectores urbanos.

Las demandas urbanas contemporáneas exigen la invención de nuevos programas para los espacios remanentes. La reutilización de las áreas producidas o liberadas por los sistemas de transporte representa una de nuestras mejores oportunidades, por medio de estrategias de intervención que nos permitan generar grandes conectores urbanos.

En un sentido extenso, en este artículo se intentará abordar el problema de la inserción de las infraestructuras de transporte en el perímetro urbano, junto con la ocupación de los terrain vague dejados por las mismas. Estas demuestran el potencial que el proyecto de estas infraestructuras, integrado a su contexto, tiene para introducir o generar nuevos programas en la ciudad en pos de un mejor entendimiento de la misma.

High Line (antes de la intervención) (http://3.bp.blogspot.com/)

High Line (antes de la intervención) (http://3.bp.blogspot.com/)

Esta reflexión confronta el problema que enfrenta la ciudad tradicional y la ciudad contemporánea para implantar de modo coherente las infraestructuras a su morfología urbana. También, pone énfasis en desvelar la aportación que este tipo de proyectos puede significar para la transformación positiva de territorios caracterizados por su marginalidad, por sus desiguales condiciones urbanas, sus déficits de conectividad y accesibilidad y, por otro lado, como soporte de procesos de urbanización de vacíos o intersticios aún vacantes y de reconversión de superficies degradadas por la implantación de dichas infraestructuras.

Las demandas urbanas contemporáneas exigen la invención de nuevos programas para los espacios remanentes. La reutilización de las áreas producidas o liberadas por los sistemas de transporte representa una de nuestras mejores oportunidades. Sin embargo, como son producto de un sistema que opera de manera autónoma a la ciudad de los peatones y las escalas humanas, estos remanentes no pueden tratarse con los mismos instrumentos con los que se ordenaría una trama de calles en un casco urbano. Cualquier intervención programática parece estar condenada a responder a una lógica de trama vial, que contradice o se opone a otra escala que no sea la de los elementos de transporte y el vehículo.


A8ernA. Koog aan de Zaan, 2003-2006 (NL Architects).


A8ernA. Koog aan de Zaan (http://www.nlarchitects.nl/)

A8ernA. Koog aan de Zaan (http://www.nlarchitects.nl/)

Koog aan de Zaan es una pequeña ciudad situada a orillas del río Zaan, a once kilómetros al noroeste de Ámsterdam. En la década de 1970, en el marco de una amplia ordenación territorial de la región, se edificó intensamente sobre la ribera del río y la ciudad quedó asimilada, junto con otros seis núcleos urbanos, en el nuevo término municipal de Zaanstadt. En la misma época se construyó la autopista A8, una megaestructura que atendía la necesidad del automóvil y su relación con Ámsterdam. La autopista, justo después de cruzar por encima del río, atraviesa el centro de la ciudad apoyada sobre grandes pilares de 7 metros de altura. La dramática división del tejido urbano pasa por encima de la calle Mayor, dejando la iglesia al lado sur y el edificio del ayuntamiento al lado norte y, a su vez, dividiendo lo que en el momento se consideraba el centro de la ciudad.

Bajo la losa de la descomunal infraestructura una franja de unos 40 metros de ancho por 380 metros de largo quedó, durante más de treinta años, a merced de los coches mal aparcados, artistas del grafiti y parcialmente ocupada por un pequeño campo de tiro. En el año 2003, el Ayuntamiento de Zaanstadt decidió llevar a cabo una intervención urbanística para restituir la conexión entre los dos lados de la ciudad e intensificar la franja cubierta por la autopista, restableciendo su condición de espacio público para la comunidad.

A8ernA. Koog aan de Zaan (http://www.nlarchitects.nl/)

A8ernA. Koog aan de Zaan (http://www.nlarchitects.nl/)

El proyecto propuesto parte de una actitud optimista que entiende la monumental presencia de la infraestructura como una oportunidad, más que como un inconveniente. La oportunidad radica en el hecho de que la losa de la autopista puede entenderse, por su morfología y su situación céntrica y cercana al río, como un gran soportal cívico perfectamente capaz de dar cabida a todas las exigencias programáticas de los ciudadanos, e incluso ampliarlas.

A8ernA. Koog aan de Zaan (http://www.nlarchitects.nl/)

A8ernA. Koog aan de Zaan (http://www.nlarchitects.nl/)

El proyecto ganador fue el de NL Architecten el cual propone dos calles transversales que dividen el gran soportal en tres zonas diferenciadas. En la zona central, una plaza cubierta donde se proyecta el supermercado y equipamientos comerciales. En el extremo este, cruzando la calle Mayor, hay una parada de autobús escultórica y un pequeño puerto con una plataforma panorámica. El puerto hace llegar el agua hasta la calle Mayor buscando luz solar, que llena el techo del nuevo espacio público de reflejos luminosos.

La plataforma panorámica ofrece a los ciudadanos una ventana sobre el río Zaan, que, a consecuencia de la alta densidad de construcciones industriales que existe a sus orillas, quedaba, hasta ahora, fuera del dominio público. En el extremo oeste hay una zona de juegos infantiles y juveniles, constituida por el graffiti gallery, una pista de skateboard, un escenario de break-dance, mesas de ping-pong, un campo de fútbol sala, una pista de baloncesto y varios love seat.

A8ernA. Koog aan de Zaan (http://www.nlarchitects.nl/)

A8ernA. Koog aan de Zaan (http://www.nlarchitects.nl/)

El logro más notable de este encargo, más allá de su impecable resolución, radica en el planteamiento de una gran paradoja. Sin ninguna modificación en su morfología, la autopista, que antes constituía una barrera urbanística impermeable y todo un sinnúmero de espacios remanentes, se convierte ahora en el gran umbral que vuelve a unificar la ciudad en sus dos sentidos.

Por un lado, la unifica porque vuelve a poner en contacto sus tres partes: el sur, el norte y el río Zaan. Por otro lado, la unifica porque convoca a los ciudadanos bajo un mismo techo que abarca y atiende en gran parte sus reclamos propuestos de forma participativa y, a su vez, libera la trama urbana del muro perceptual y espacial que había creado la integración de la infraestructura en la ciudad.

A8ernA. Koog aan de Zaan (http://www.nlarchitects.nl/)

A8ernA. Koog aan de Zaan (http://www.nlarchitects.nl/)

En este sentido, más que una obra o una construcción, A8ernA es una ocupación, entendida como una reinterpretación de la manera de habitar un espacio ya existente. Es una percepción y actitud innovadora que busca en las intervenciones sobre espacios públicos una solución, la cual debe proponer un nuevo contenido en el lugar y no un nuevo contenedor.

Estrategias de intervención

Estrategias de intervención


High Line, New York, 2009 (James Corner Field Operations).


High Line, New York, 2009 (http://www.plataformaarquitectura.cl/)

High Line, New York, 2009 (http://www.plataformaarquitectura.cl/)

High Line es un parque urbano elevado construido sobre una antigua línea de ferrocarril de Nueva York; tiene sus inicios en 1800 con el desarrollo de las actividades industriales en la zona sur poniente de Manhattan. Allí se localizaban las industrias y centros de abastecimiento de la ciudad por lo que se construye una línea de tren para movilizar las cargas. En un comienzo esta iba a nivel de la calle, pero tras muchos accidentes y mala calidad ambiental, se construyó elevada en 1933. En 1960 comienza la declinación industrial, y se puso fin al servicio del tren en el área, además se demuele parte de la línea del sur. La plataforma elevada dejó de utilizarse en 1960 y en 2003, 43 años más tarde, se comenzó a pensar en diversos usos para esta. El proyecto fue terminado en 2014.

High Line, New York, 2009 (http://www.plataformaarquitectura.cl/)

High Line, New York, 2009 (http://www.plataformaarquitectura.cl/)

High Line Elevated Park tiene más de 2 kilómetros de longitud y recorre desde Gansevoort Street hasta la calle 34 de la parte oeste de Nueva York. El parque está dividido en tres secciones y se puede acceder a él por diversos puntos de acceso a lo largo de su recorrido sobre la ciudad. Durante todo el recorrido, el parque High Line está repleto de bancos para sentarse o tumbarse, siendo un lugar que ha adquirido importancia a la hora de tomar el sol en verano.

High Line, New York, 2009 (http://www.plataformaarquitectura.cl/)

High Line, New York, 2009 (http://www.plataformaarquitectura.cl/)

La propuesta ganadora se inspiró en las malezas verdes que crecieron tras el abandono de esta línea férrea, proponiendo un pavimento que permite el crecimiento de vegetación por las diversas áreas dentro del recorrido. La estrategia se planteó a través del concepto de agri-tecture: parte agricultura, parte arquitectura.

Lo interesante del proyecto, además de su atractivo, es que los gestores de este proyecto son los habitantes, quienes formaron los grupos de «Save the High Line» y «Friends of the High Line», quienes crearon las bases del concurso de ideas. Para el financiamiento, se concentraron ambos grupos como una organización sin ánimo de lucro y fueron los encargados de recaudar fondos a través de donaciones de los ciudadanos y fondos privados para financiar parte del proyecto y su mantención, operando bajo la jurisdicción de la ciudad de Nueva York y en acuerdo con el departamento de mantenimiento de parques. El equipo de diseño al frente del proyecto es James Corner Field Operations y su primera fase se inauguró el 9 de junio de 2009.

High Line, New York, 2009 (http://www.plataformaarquitectura.cl/)

High Line, New York, 2009 (http://www.plataformaarquitectura.cl/)

Lo interesante e importante de este proyecto es el proceso de cómo se materializó, así como también la reutilización y valorización de elementos en desuso que incluso se pensaron demoler pero que, tras un movimiento ciudadano, en vez de ser un elemento negativo y desvalorizado se transformó en un nuevo elemento de valor para la gran manzana.

Estrategias de intervención

Estrategias de intervención


Superkilen, Copenague, 2012 (BIG Arquitects).


Superkilen, 2012 (http://www.archilovers.com/)

Superkilen, 2012 (http://www.archilovers.com/)

Concebido como un gran espacio urbano abierto capaz de representar la diversidad cultural de la capital danesa, el equipo de Bjarke Ingels, en colaboración con el grupo de artistas también daneses Superflex y con los paisajistas berlineses Topotek, ha construido el Parque Superkilen en el barrio de Nørrebro, al norte de la ciudad. Este proyecto no es una obra de arte terminada, sino una creación libre que recibirá su contenido y su forma a través del diálogo con los usuarios. La elección de los colores y materiales no son neutros frente al lenguaje y la cultura, sino que adquieren un significado con el tiempo, a medida que este espacio público es poblado por los habitantes de la ciudad.

Superkilen, 2012 (http://www.archilovers.com/)

Superkilen, 2012 (http://www.archilovers.com/)

Las diferentes superficies y colores de la zona están integrados de manera que se convierten en un telón de fondo para una variedad de objetos elegidos por los ciudadanos y desarrollados por los diseñadores. En este contexto, la propuesta es al mismo tiempo neutra, distintiva y discreta. Bancos, farolas, papeleras, elementos vegetales o señales de neón procedentes de sesenta países de todo el mundo son algunas de las piezas de mobiliario urbano que se exponen en una superficie de 30.000 metros cuadrados.

El proyecto consiste en una plaza y un gran parque, que se proyectan en función de las necesidades de los habitantes de cada uno de los sectores, diferenciados por cada una de las culturas. La idea es que el proyecto vaya complementándose en el tiempo, a través de los aportes de los usuarios.

Superkilen, 2012 (http://www.archilovers.com/)

Superkilen, 2012 (http://www.archilovers.com/)

El parque queda dividido en tres zonas diferenciadas por colores: en la primera, varios tonos de rosa cubren el suelo y la parte inferior de edificios cercanos; es un área para actividades deportivas y culturales además de albergar un mercado local. En el segundo espacio predomina el negro con líneas blancas que abrazan una pista de skateboard; es el «salón urbano» donde la gente puede relacionarse, jugar al ajedrez o al backgammon y, en la tercera zona, verdes explanadas y colinas ofrecen áreas para practicar deporte y disfrutar del aire libre.

El proyecto de superkilen se adapta a una amplia gama de edades, intereses y habilidades con actividades que van desde los deportes de gran actividad, a actividades más pausadas. El sitio anima a montar en bicicleta con carriles bien marcados y un terreno variable que ayuda a minimizar los conflictos entre ciclistas y otros usuarios del parque.

Superkilen, 2012 (http://www.archilovers.com/)

Superkilen, 2012 (http://www.archilovers.com/)

El parque se ha convertido en un punto de encuentro tranquilo, donde todos puedan sentirse orgullosos de su patrimonio cultural y participar en actividades de grupo. De acuerdo con el equipo de diseño del proyecto: «No importa de dónde eres, lo que usted cree, y qué idioma habla, siempre es posible jugar al fútbol juntos.»

Superkilen, 2012 (http://www.archilovers.com/)

Superkilen, 2012 (http://www.archilovers.com/)

Si bien el proyecto no se trata de una gran estructura ni cuenta con grandes edificios, el concepto de integración es el motor más importante del proyecto, tratando de entender como un espacio público enfocado directamente al disfrute del usuario y tomando en cuenta que los habitantes conciben el mismo de forma distinta, les proporciona una sensación o les provoca algún recuerdo de su lugar de origen para evitar la pérdida de cultura de cada uno de los usuarios, pero sobre todo superkilen funciona como un espacio de convivencia e intercambios, generado la iteración de 57 culturas distintas.

Estrategias de intervención

Estrategias de intervención


Autor: José Antonio Antón Sanmartin

Logo-InCommon

José Antonio Antón Sanmartin / Arquitecto.


Fuente: http://www.dtfmagazine.com/blog/regeneracion-urbana-15/