Estrategias de Regeneración Urbana. (Conceptos).

La regeneración urbana se presenta en la actualidad como epicentro de una nueva generación de políticas urbanísticas. Aparece con frecuencia confundida o yuxtapuesta a términos como rehabilitación, renovación, remodelación, revitalización, reestructuración u otros, aplicados a iniciativas y proyectos urbanos muy diversos con el denominador común de referirse a espacios ya urbanizados.

Imagen-1

Playgrounds – Aldo Van Eyck (http://re-arquitectura.es/)

La transformación urbana se basó en la adición al contexto de objetos icónicos y fotogénicos durante décadas. Sin embargo, ahora emerge una cultura que trata de establecer las relaciones adecuadas entre los diversos elementos como condición sine qua non para orientar nuestros pasos hacia la sostenibilidad.

Bruno Latour expone que “no se conocen objetos que existan simplemente como objetos acabados, sin formar parte de una vida colectiva”. Este concepto se puede trasladar a la Regeneración Urbana, ya que la ciudad no puede entenderse como la suma de elementos aislados (edificio, calle, vegetación,…), sino que son las personas y el contexto las que dan sentido a este soporte físico. Todo esto, tejido y entrelazado, es lo que conforma la ciudad.

Pero estos conceptos no surgen en la actualidad, sino que son conceptos heredados tiempo atrás, ya que entender la ciudad como un organismo vivo que debe dar cabida a casi cualquier cosa y servir como telón de fondo de la vida de las personas, no es algo nuevo.

Hace tiempo ya que Jane Jacobs, científica, teórica del urbanismo y activista sociopolítica canadiense, nacida en Estados Unidos,  publico su obra más influyente, “Muerte y vida de las grandes ciudades”, (The Death and Life of Great American Cities), en 1961, donde critica duramente las prácticas de renovación urbana de los años 1950 en Estados Unidos, cuyos planificadores asumían modelos esquemáticos ideales que, según ella, condujeron a la destrucción del espacio público.

Imagen-2

Jane Jacobs (http://centerforthelivingcity.org/)

“Las calles de las ciudades sirven para muchas cosas aparte de soportar el paso de vehículos; y las aceras de las ciudades – parte de las calles destinada a las peatones – tienen muchos otros usos además de soportar el caminar de los peatones. Estos usos están en estrecha relación con la circulación, pero no se identifican con ésta, y en rigor son por lo menos tan importantes como la circulación para el buen funcionamiento de las ciudades.” Jane Jacobs.

Actualmente, son numerosos los colectivos (tanto arquitectos como profesionales de otras disciplinas) que, conscientes de la importancia de englobar todas las dimensiones anteriormente mencionadas, están trabajando en procesos colaborativos y participativos para la rehabilitación de zonas deterioradas y/o desfavorecidas.

Imagen-3

Jan Gehl (http://www.newcities.org/)

Arquitectos como Jan Gehl, urbanista danés, se han centrado en la mejora de la calidad de vida urbana pasando por reorientar el diseño de la ciudad hacia el peatón y el ciclista. Gehl ha centrado su carrera al estudio de cómo el diseño urbano repercute en el comportamiento de las personas, lo que le ha permitido entender, como el urbanismo puede afectar al uso o desuso del espacio público. Conceptos que ha plasmado en su libro “Ciudades para las personas”, (Cities for people), publicado en 2010.

Este libro desarrolla muchas de las ideas de Jan Gehl, examina algunas de las ciudades mundiales que han logrado mejoras urbanas en las últimas décadas y enuncia cuáles son los desafíos de cara al futuro.

Imagen-4

Regeneración Times Square (http://openbrief.co/)

“Los arquitectos y los planificadores de ciudades viven desconectados de las personas. Se proyectan enormes edificios que miran al cielo y se añaden más carriles para los coches, pero se olvidan completamente de lo que ocurre en el suelo. Ese espacio donde los humanos se mueven, viven e interactúan”. Jan Gehl.

Imagen-5

The human scale (http://thehumanscale.dk/)

En España, y durante mucho tiempo, tanto arquitectos como instituciones se han olvidado de una parte fundamental de la arquitectura: las personas. En esta nueva estrategia de intervención que es la Regeneración Urbana, se debe tener muy presente que ciudad y ciudadanos deben ser un todo inseparable, facilitando la participación ciudadana y fomentando la innovación social. “Una ciudad creativa es una ciudad que tiene un sueño”, Jaime Lerner (2009).

Imagen-6

Jaime Lerner (http://www.leekuanyewworldcityprize.com.sg/)

Por lo tanto, por medio de esta sección intentaremos aclarar una serie de conceptos referentes a las estrategias de regeneración urbana. Mediante el siguiente cuadro conceptual, que constituye un intento de recoger y definir conceptos vinculados a la regeneración y el reciclaje urbano en los últimos años, tratando de entender la ciudad como una estructura compleja.


Mapa Iconos Definiciones


Una vez analizados e interiorizados dichos conceptos se intentará, a lo largo de la sección, entender de una forma clara la aplicación de los mismos, a través de ejemplos prácticos en proyectos reales de regeneración urbana. Se intentará ofrecer una mirada general acerca de los diferentes aspectos que se deben considerar a la hora de diseñar un espacio público de calidad, enfatizando la importancia que tiene el hecho de hacer revivir la dimensión humana de los asentamientos urbanos.

Como primer acercamiento, según Jan Gehl, se proponen doce criterios para crear un buen espacio público para el peatón:


1) Protección contra tráfico y accidentes
2) Protección contra crimen y violencia (Vida en la calle, estructura social, identidad, iluminación durante la noche)
3) Protección contra estímulos desagradables (ruido, humo, malos olores, suciedad)
4) La opción de caminar (espacios adecuados para hacerlo, cambios de nivel bien diseñados)
5) La posibilidad de estar de pie (zonas de descanso, apoyos físicos para hacerlo)
6) Infraestructura para sentarse (bancos para descansar)
7) La posibilidad de observar (líneas de visión sin obstáculos, buena iluminación durante la noche)
8) La posibilidad de escuchar y hablar (ruido moderado, distancia entre los bancos)
9) Escenarios para jugar y relajarse (jugar, bailar, música, teatro, discursos improvisados, distintas edades y tipos de personas)
10) Servicios a pequeña escala (señales, mapas, papeleras, buzones)
11) Diseño para disfrutar de elementos climáticos (sol, calor, frío, ventilación, estética)
12) Diseño para generar experiencias positivas (cualidades estéticas, plantas, flores, animales)


Imagen-8

Jan Gehl. Ciudades para la gente.

“Una buena acupuntura urbana es ayudar a sacar gente a la calle, a crear puntos de encuentro y principalmente, hacer que cada función urbana canalice el encuentro de las personas. Cuanto más se conciba una ciudad como una integración de funciones, de clases sociales, de edad, mas encuentros, más vida tendrá. El diseño del espacio público es importante.” Acupuntura Urbana. Jaime Lerner.


Autor: José Antonio Antón Sanmartin

Logo-InCommon

José Antonio Antón Sanmartin / Arquitecto.


Fuente: http://www.dtfmagazine.com/blog/regeneracion-urbana-01/