CoWorking Cabanyal

Memoria Justificativa.


El mecanismo de actuación trata de la creación de ciudad a dos escalas, una la referente al interior de la nave, más domestica, se dirigen los esfuerzos no hacia el tamaño sino hacia la calidad y el cuidado del detalle. La otra, la ciudad misma, que se completa y se compone a sí misma, que busca su propio hueco, que se acomoda a lo que es, que no necesita de añadidos, que es más siendo voluntariamente menos.

La disgregación del programa se propone a través del entendimiento del lugar y las dos escalas que engloba,  las naves como espacio más industrial que sirven de nexo de unión entre ambas escalas, y los solares adyacentes que conforman una manzana tipológica característica del barrio del Cabañal.

Una vez analizado el programa nos decantamos por dividir el mismo en dos partes, uno asociado a las antiguas naves que por su carácter industrial, acotarán la zona de CoWorking con espacios de trabajo y descanso, junto con las zonas que sirvan para dotar de vida los mismos.

Y la otra en los solares adyacentes, que debería pasar por darles una nueva función que permita la creación de nuevos puntos de concentración de gente, y unificando el espacio de la antigua plaza Calabuig como un único espacio fluido que conecte directamente con el barrio.

Las antiguas naves se intervienen, recuperando el muro piñón que da acceso desde la Plaza de Calabuig y uniendo el espacio de ambas naves en uno sólo, con la intención de conseguir un espacio diáfano y flexible, que nos permita llevar a cabo casi cualquier cosa en su interior.

La intervención en la misma se entiende a través de la sustitución de la cubierta debido a su mal estado, e introduciendo unos lucernarios orientados a norte para conseguir inundar el espacio de una buena iluminación, pero nunca con sol directo, lo que es idóneo para la función que se va a desempeñar en el interior del mismo.

Se proyectan dentro dos elementos, que representan una lucha de contrarios. Un elemento caja, que nos habla de la pesadez, de lo matérico, el cual albergara una zona de Coworking que por medio de unos paneles móviles podrá fragmentarse en tres espacios o utilizarse como uno sólo. Y por otro lado un elemento ligero, que nos trasmite esa levedad, que se proyecta hacia fuera de las naves como si de una pérgola se tratase.

Los vacios urbanos situados en la plaza Calabuig se plantean siguiendo la tipología de la trama urbana del Cabañal, siguiendo el sistema de crujías estrechas con orientación este-oeste, y de menos altura que los elementos adyacentes en la manzana.

El elemento urbanístico en la que nos encontramos es precisamente el nexo de unión entre las distintas tipologías del barrio, ya que a partir de la misma se produce el cambio de escala, de los antiguos Poblats Maritims a las construcciones típicas de los años 40 y 50 en Valencia.

Por lo que la forma de intervenir debería de responder a la formación tipológica, intentando cerrar la manzana, por lo que se plantean un elemento fraccionado en tres espacios siguiendo la alineación con muros divisorios perpendiculares al mar y completando la propia manzana.

Dichos espacios contendrán las zonas más privadas del CoWorking, como administración, zona para los niños, y despachos más privados para que los usuarios puedan exponer sus ideas, o realizar reuniones de una forma más íntima.