Bodega en Requena, Valencia.

Memoria Justificativa.


La idea de proyecto surge de la descomposición del volumen de bodega, por medio de una disociación de sus funciones, y relacionando estas piezas, con carácter propio, con los cinco paisajes que encontramos en la zona de intervención, es decir, cada parte del programa responde a unas características intrínsecas así como cada paisaje responde a ciertas sensaciones en el espectador. Por lo que si estudiamos por separado cada uno de los paisajes y las sensaciones que nos trasmiten, podemos relacionarlas directamente con las funciones del programa de la bodega. 

El mecanismo consiste en  detectar esos conceptos que comparten los paisajes y el programa  y poder responder así a una implantación idónea. Por lo que respondiendo a cada una de las características del programa, y debido a que funcionalmente hay ciertas partes del programa de la bodega que necesitan de unas calidades térmicas, se propone la introducción de dichas piezas en el terreno.