Acupunturas Urbanas «Microestrategias»

La regeneración del espacio urbano es un tema central en muchas ciudades que demandan nuevas e innovadoras estrategias de actuación. Uno de los factores más importantes es el factor tiempo que se ha convertido en una herramienta decisiva, no solo en el desarrollo y gestión de dichas estrategias, sino también en el diseño y funcionamiento de las correspondientes intervenciones en el espacio público.

El factor tiempo caracteriza de forma especial la segunda etapa de la modernidad en la que nos encontramos, a la cual Zigmunt Bauman denomina «modernidad líquida» en contraste con una primera etapa o «modernidad sólida». La analogía del fluido que utiliza Bauman, no solo representa de forma gráfica la capacidad de transformación de la sociedad actual, sino que también hace hincapié en la rapidez con la que esta transformación se produce.

Imagen-1

180 Creative Camp. «Domesticidad» (http://www.plataformaurbana.cl/)

A su vez, la ciudad de la modernidad líquida se caracteriza por una estructura social en continua evolución debido, entre otros factores, a los flujos migratorios, las fluctuaciones económicas y el aumento del desempleo que se concentra en los barrios marginales.

En muchas ocasiones la rapidez con la que la estructura social evoluciona es muy superior a la velocidad con la que se transforma su espacio urbano para dar respuesta a estos cambios, lo que genera la degradación de la vida urbana. Esta degradación se ve acentuada a menudo por la falta de mecanismos de reacción rápida, de los organismos municipales, para dar respuesta a las nuevas situaciones.

Imagen-2

180 Creative Camp. «Domesticidad» (http://www.plataformaurbana.cl/)

Por otro lado, la degradación de la estructura urbana y social de ciertas zonas de la ciudad tradicionalmente se ha combatido con operaciones urbanísticas de regeneración urbana que implicaban la demolición de parte de la estructura urbana consolidada y la construcción de nuevas edificaciones y equipamientos. Estas intervenciones a menudo se financiaban gracias al estado financiero de los estamentos públicos, financiación que, con la aparición de la crisis, se ha convertido en inexistente, lo que ha provocado que los espacios urbanos de nuestras ciudades no evolucionen de acuerdo con la estructura social del momento.

Ante este nuevo panorama, tanto urbanístico como social, en algunas ciudades se están desarrollando interesantes propuestas alternativas para dar respuestas efectivas a los nuevos retos del momento. La regeneración se apoya en nuevas estrategias de acupuntura urbana desarrolladas exclusivamente en el ámbito del espacio público, basadas en intervenciones puntuales, independientes pero coordinadas, que podríamos denominar «acupunturas del espacio público».

Imagen-3

Concurso Innovación Pública «Corre que te pillo» (http://www.plataformaurbana.cl/)

La acupuntura urbana es una teoría de ecologismo urbano, creada por el arquitecto y teórico social finlandés Marco Casagrande, que combina el diseño urbano con la tradicional teoría médica china de la acupuntura. Esta estrategia considera a las ciudades como organismos vivos que respiran y señala áreas específicas que necesitan una reparación. Las intervenciones, por tanto, sirven como agujas que revitalizan el todo mediante la curación de las partes.

Estas estrategias se desarrollan mediante actuaciones de bajo coste que buscan, con los mínimos recursos al alcance del usuario, provocar el máximo impacto en la regeneración de la vida urbana. El objetivo es evitar grandes proyectos de renovación urbana en favor de un enfoque más local y colectivo que, en una época de presupuestos y recursos limitados, podría ofrecer un respiro a la población urbana de un modo democrático y económico. En ellas se combinan nuevos mecanismos, tales como la participación ciudadana en distintas partes del proceso, con factores como la temporalidad de las intervenciones o timing, e incluso su capacidad de mutación a lo largo del tiempo.

Imagen-4

Beforelight. Pittaky, Atenas. (http://www.plataformaurbana.cl/)

Por lo tanto, a través del estudio de una serie de intervenciones, se tratará de analizar las estrategias utilizadas como acupunturas urbanas, dentro de cascos urbanos consolidados, mediante mecanismos como el cuidado de la escala, la recuperación del espacio público para el disfrute del ciudadano, o la creación de zonas de sombra, que nos permitan producir una sinergia entre la ciudad y el usuario por medio de la participación ciudadana.


Regeneración barrio de la Latina «Campo de Cebada», Madrid, 2011.


Imagen-5

Campo de Cebada. (https://blog.anida.es/)

Al salir del metro de La Latina en Madrid nos encontramos con una valla pintada de azul y blanco que recorre media manzana. Encontramos solo cinco puertas de lavadora, que hacen las veces de ojos de buey, invitan a curiosear qué hay al otro lado. Lo que ven los usuarios del espacio público que deciden asomarse es un gran espacio con muros pintados con grafitis, gradas de madera, una pequeña torre con un contenedor en lo alto, una pista de baloncesto, un huerto, una cúpula geodésica y gente, sobre todo gente.

Imagen-6

Campo de Cebada. (https://blog.anida.es/)

Gente que charla en grupos, que lee un libro al sol, que escucha conciertos, que ve películas en verano y que monta mercados de trueque. Quien asoma la cabeza por las ventanas-lavadoras ve mucho color y mucha madera, ve un espacio vivo. Lo que no se ve, es que todo es obra de unos pocos vecinos muy motivados y con ganas de hacer cosas que lucharon para recuperar un espacio que el Ayuntamiento les arrebató al demoler la piscina del barrio.

Imagen-7

Campo de Cebada. (http://www.huffingtonpost.es/)

El «Campo de Cebada» surge como un experimento urbano pionero en el que no existen espacios servidores y servidos, sino que estos se diseñan uno a uno y se relacionan entre sí a través de los anteriores, ya que forman parte de un todo. Este experimento es un prototipo de gestión de lo público en respuesta colectiva y ciudadana ante la aparición de un nuevo vacío urbano en desuso en el céntrico barrio de La Latina en la ciudad de Madrid.

Imagen-8

Campo de Cebada. (http://www.todoporlapraxis.es/)

Este gran vacío urbano de casi 3 000 m2 se ideó tras el derribo del antiguo polideportivo de La Latina, donde estaba previsto construir un nuevo equipamiento deportivo para el distrito. Pero, ante la inviabilidad de continuar con el proceso previsto por el Ayuntamiento debido a la crisis, un grupo de vecinos, arquitectos, agentes culturales y asociaciones vecinales, junto con la administración, comenzaron una nueva aventura que sentará las bases de las nuevas actuaciones que necesita la ciudad: convertir un solar inutilizado e inaccesible en mucho más que una plaza, en un lugar vivo y cambiante, que respondiese de una manera dinámica a los cambios de la sociedad actual.

Imagen-9

Campo de Cebada. (http://www.smart-magazine.com/)

El Campo de Cebada es un lugar de encuentro y de acción, un hervidero de intercambio donde gente de todas las edades y procedencias (vecinos, turistas, paseantes, familias, adolescentes, jubilados…)  interactúan, usan, disfrutan y viven este espacio. Son los protagonistas de una nueva infraestructura, donde los ladrillos no construyen el espacio, sino la gente que lo habita.

Todo el mobiliario, de uso común, ha sido diseñado y fabricado bajo premisas de autoconstrucción y open data. Se trata de un urbanismo «hecho a mano», tanto por arquitectos como por vecinos y ciudadanos sin conocimientos específicos. Así, se ha desarrollado in situ todo un catálogo de utensilios urbanos que dan servicio a las necesidades que van surgiendo. La finalidad es que cualquier montaje pueda seguir desarrollándose y se pueda replicar en otros escenarios, por ello se ha creado bajo instrucciones Creative Commons.

Imagen-10

Campo de Cebada. (https://blog.anida.es/)

El «Campo de Cebada» nunca ha sido inaugurado ni se dará por concluido. Se ha convertido en un símbolo y un halo de luz ante el actual panorama que viven nuestras ciudades. Se trata de una herramienta que fomenta la visibilidad y la puesta en valor de las opiniones ciudadanas para así capacitar su escucha.

Imagen-11

Campo de Cebada. (http://www.todoporlapraxis.es/)

En la intervención del «Campo de Cebada» se dirigen los esfuerzos no hacia el tamaño sino hacia la calidad y el cuidado del detalle, con intervenciones de cuidadas dimensiones que comportan una modificación radical de la percepción espacial de los diferentes ámbitos. Se propone el espacio, en todos sus sentidos, como el factor determinante de la intervención. Por lo que el mecanismo de intervención del «Campo de Cebada» resulta ser realmente una acupuntura urbana adecuada no solo por dar un uso nuevo a un vacío urbano canceroso, sino porque, con una única aguja, se ha conseguido la regeneración de todo un barrio de Madrid. ¡Qué bonito descubrir que debajo del asfalto crece la cebada!

Imagen-12

Estrategias de Regeneración.


Regeneración del casco histórico de Zaragoza, «Estonoesunsolar», 2009. (Patrizia di Monte e Ignacio Grávalos)


Imagen-13

Distrito Delicias «Estonoesunsolar». (http://www.plataformaurbana.cl/)

En la estrategia desarrollada en la ciudad de Zaragoza confluyen una serie de factores urbanos y sociales que crean la necesidad de generar una estrategia específica, no convencional, y basada en la rapidez de respuesta. El rápido deterioro urbano de ciertas zonas del casco histórico de Zaragoza se hace visible con la aparición de abundantes vacíos urbanos en estado de abandono. A su vez, el aumento desproporcionado de inmigrantes que se alojan en las zonas más desfavorecidas de la ciudad coincide con el desplazamiento de parte de la población autóctona a zonas de nueva creación en los suburbios.

Imagen-14

Distrito Casetas «Estonoesunsolar». (http://www.plataformaurbana.cl/)

Ante esta situación, el Ayuntamiento de Zaragoza desarrolló la estrategia «Estonoesunsolar», coordinada por la arquitecta Patrizia di Monte e Ignacio Grávalos, creando una oficina técnica que en primer lugar diese una respuesta rápida y eficaz a algunos de los problemas urbanos planteados. La oficina técnica combinó un plan de empleo con un plan de limpieza de los solares vacíos, el cual se transformó en una estrategia para dar uso público a estos solares abandonados. 

Imagen-15

Distrito las Fuentes «Estonoesunsolar». (http://www.plataformaurbana.cl/)

De esta forma, muchos de los numerosos solares, tanto privados como públicos, del denso casco histórico de Zaragoza se convirtieron en pequeñas plazas, zonas de juego para niños y jardines integrados en la red de espacios públicos urbanos. Se ejecutaron 29 intervenciones en 13 meses (entre 2009 y 2010), logrando equilibrar la ciudad a través del reciclaje de más de 42 000 m2 de espacios en desuso que después de una acupuntura urbana se convirtieron en espacios públicos. El factor tiempo desempeñó un papel crucial en el desarrollo de la estrategia. La rapidez de reacción unida a la autonomía operativa de la oficina técnica son algunas de las claves del éxito de la estrategia llevada a cabo por los arquitectos en conjunto con la ciudadanía.

Imagen-16

Distrito San Blas «Estonoesunsolar». (http://www.plataformaurbana.cl/)

Las propuestas han partido de un estudio previo tanto urbano como socio-económico, de las carencias de cada zona, los espacios reclamados y la población a la que van destinados. Se realizó una selección estratégica de los solares, tanto públicos como privados, de manera que propiciaran unos determinados vínculos ciudadanos. Se han realizado zonas de juego infantil, huertos urbanos, bosques, pistas deportivas, petancas, mesas de ping-pong, parques y plazas fomentando la movilidad sostenible e incrementando la superficie de zonas verdes de la ciudad. Cada solar da respuesta a una demanda vecinal. Se ha procurado que todas las intervenciones sean gestionadas posteriormente por diversas asociaciones (infantiles, juveniles, deportivas, de mayores) o cualquier colectivo ciudadano interesado en su uso.

Imagen-17

Distrito San José «Estonoesunsolar». (http://www.plataformaurbana.cl/)

La naturaleza propia de la estrategia «Estonoesunsolar», que actúa en vacíos urbanos que algún día serán construidos, denota el carácter temporal de las intervenciones. Pero, aunque cada intervención disfrute de una mayor o menor duración dependiendo de la disponibilidad del solar, la estrategia global puede llegar a tener un carácter permanente.

Imagen-18

Distrito San Pablo «Estonoesunsolar». (http://www.plataformaurbana.cl/)

Los vacíos urbanos, o terrain vague, dispersos por la trama urbana de las ciudades han introducido una nueva variable en el urbanismo contemporáneo. Estos espacios representan la posibilidad latente de reprogramar la ciudad existente para abordar con un criterio ambiental la ciudad del futuro.

Según Ignasi Solà-Morales «Son, en definitiva, lugares externos, extraños, que quedan fuera de los circuitos, de las estructuras productivas. Son islas interiores vaciadas de actividad, son olvidos y restos que permanecen fuera de la dinámica urbana», pero por qué no entenderlos a la forma de Lara Almarcegui «los descampados como un lugar especial, una experiencia única, donde están sucediendo cosas que no suceden en el resto de la ciudad… Hay una naturaleza, una vegetación, una libertad. Como un paraíso en cada terreno», que los concibe como parcelas vacías, como territorios edénicos, cotos de lo excepcional y lo maravilloso, donde todo es posible.

Imagen-19

Distrito Valdorey «Estonoesunsolar». (http://www.plataformaurbana.cl/)

Por lo tanto, la estrategia desarrollada en “Estonoesunsolar” es un enfoque experimental para transformar estos inexplicables terrein vague en espacios públicos, dando respuestas a inquietudes ciudadanas. Se busca la puesta en valor de la sugerencia del vacío, el hueco y lo invisible. Estos esponjamientos temporales de la trama consolidada permiten una lectura alternativa y flexible que dinamiza el espacio público, estableciendo códigos de un urbanismo no dibujado.

Imagen-20

Estrategias de Regeneración.

Para terminar, no podríamos hacerlo sin citar a uno de los arquitectos contemporáneos con más repercusión con respecto al termino acupuntura urbana.

«Creo que podemos y debemos aplicar algunas «magias» de la medicina a las ciudades, pues muchas están enfermas, del mismo modo en el que la medicina necesita la interacción médico paciente, en el urbanismo también es necesario hacer que la ciudad reaccione. Tocar un área de tal modo que pueda ayudar a curar, mejorar, crear reacciones positivas y en cadena. Es necesario intervenir para revitalizar, hacer que el organismo trabaje de otro modo».  Acupuntura Urbana, Jaime Lerner.


Autor: José Antonio Antón Sanmartin

Logo-InCommon

José Antonio Antón Sanmartin / Arquitecto.


Fuente: http://www.dtfmagazine.com/blog/regeneracion-urbana-07/